No dejes tus sueños para mañana

hgc
Estaba en la cama lista para dormir después de un fin de semana “familiarmente” divertido y agotador.
En eso estaba, cuando recibí la llamada de mi hermano. La típica llamada que tenemos diariamente para ponernos al día y hablar un poco de nuestros sueños e ilusiones.

Nos hemos declarado soñadores por naturaleza.
Muchas ilusiones y proyectos divagan por nuestra mente en menos de 24h. Y eso lo compartimos el uno con el otro al final del día.

Tan inspiradora y devastadora como siempre nuestra llamada, que una vez más, me dejó pensando…
– Sueños? a donde va todo esto que nos contamos con tanta ilusión cada noche?

Así que me levanté de un salto de la cama, después de haber colgado la llamada y aquí estoy escribiendo.

Siempre dejamos lo que nos hace feliz para otro momento, quizás mañana cuando me despierte, quizás para cuando tenga vacaciones, quizás para cuando me encuentre menos cansada o tenga más dinero…esas excusas “perfectas” que nos buscamos para aparcar nuestros sueños un poquito más.

Creemos que haciendo lo de siempre llegará un día, que llamaremos hoy, y será todo diferente por arte de magia.
La vida se construye momento a momento, así que si ahora quieres hacer algo, pues hazlo.
Déjate llevar por la voz de tu alma, tus sentimientos. Ignora esa vocecita de tu cabeza que te dice: “no arriesgues, no corras peligro, no estamos tan mal”.

No te imaginas cuanta gente conozco que está por ahí fingiendo su felicidad, posponiendo sus objetivos, sus proyectos y sueños.
Que dicen que quieren hacer algo diferente en sus vidas (viajar, cambiar de trabajo, comprar una casa, dejar una relación, ser más espiritual, montar su propio negocio, comer sano…).

Y sabes que pasa cuando me los encuentro después de algunos años, y les pregunto por aquello que querían?

Nada.

Siguen en la misma situación con las mismas quejas y excusas. Deseando que llegue “algún día”.

Y mientras esperamos que esto ocurra, cada día vamos envejeciendo, nos vemos con menos ganas de arriesgar, con menos ganas de experimentar algo nuevo, con más miedos. Sintiéndonos mal con nosotras mismas al cumplir años y seguir ahí, donde ya estábamos. Porque sabemos que con los años no tenemos más vida, si no menos.
Nunca serás tan joven como lo eres ahora.
Lo que quiere decir, que nunca tendrás más tiempo que el que tienes ahora.

Somos pocas personas las que nos atrevemos actuar a pesar del miedo, reconozco que arriesgar no es nada fácil cuando una tiene apego a lo material, a cambiar creencias sobre lo conocido y lo que es normal hacer. Nadie nos enseñó a escucharnos, ni hacernos caso.
Pero ahora que somos consciente, podemos hacer que las cosas ocurran. Como? actuando, haciendo que suceda y no esperando que lleguen solitas.

Da igual cuál sea tu objetivo, sueño, proyecto.
Haz que sea una realidad.

Detén todo lo que estés haciendo y presta atención.

Haz algo, lo que sea, pero hazlo ahora.

Cada día haz algo que te acerque a ello y te prometo que verás resultados pronto.
Proyecta!

Que acción vas a tomar?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s